¿ Es cara la moda sostenible ?

ropa-sostenible

¿Qué es más barato? Una camiseta de moda ética (slow fashion) de 30€ o una camiseta fast fashion de 5€….  La respuesta es fácil, ¿o no…? Si lo único que tenemos en cuenta es el valor económico final, la camiseta más barata es la de 5€. Pero si vamos un poco más al detalle y nos paramos a analizar el coste oculto de la ropa “barata” la respuesta sería otra.

La ropa “barata” sale cara. Producir sin tener en cuenta al Planeta ni a las personas tiene un coste muy alto, aunque no lo pagues ni tú ni hoy.

Moda Low Cost. Impactos del Fast Fashion

Comprar mucho y “barato” sale caro a la Tierra y a las personas. Comprar ropa se ha convertido en una forma más de ocio, solo hay que ver cómo están los centros comerciales un sábado por la tarde… Compramos 400 veces más ropa que hace 20 años y cada vez nos dura menos. La Asociación Ibérica de Reciclaje Textil estima que cada español desecha entre 10 y 14 kilos anuales de prendas. La Moda de usar y tirar, fast fashion o moda low cost es una moda insostenible.

moda-sostenible-blog

Impacto medioambiental: 

  • La industria de la moda produce 20% de las aguas residuales mundiales y 10% de las emisiones globales de carbono, más que todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo. El teñido de textiles es el segundo contaminador de agua más grande del mundo.
  • Se necesitan más de 10.000 litros de agua para producir tan solo un kilo de algodón, que vendría a ser el equivalente al consumo de un humano durante diez años, y con el que tan solo podríamos confeccionar un par de jeans.
  • El 85% de los textiles terminan en vertederos o son incinerados.

“La industria textil se ha convertido en la segunda más contaminante del mundo. Un sector que, de seguir así, será responsable de un 25% de las emisiones de CO2 en 2050.”

Impacto social: 

“Si tú no pagas, siempre hay alguien que paga”  La ropa no es barata, tiene un coste oculto. Para que tu compres una camiseta por 5€, alguien al otro lado del mundo tiene que coserla, cobrando un salario que no le permite vivir dignamente y trabajando en condiciones que ningún occidental aceptaría…

Deslocalización de la producción, pérdida de puestos de trabajo, explotación, inseguridad e insalubridad laboral…. Todo esto desencadena un aumento de la desigualdad y la pobreza.

Existen alternativas a la moda low cost o fast-fashion.

¡Apuesta por la moda ética!

La moda sostenible, también llamada «moda ética» o «slow fashion», es una parte de la creciente filosofía del diseño y tendencia de la sostenibilidad, cuyo objetivo es crear un sistema que pueda ser apoyado indefinidamente en términos de ambientalismo y responsabilidad social.

Wikipedia

Para fabricar una prenda, la moda sostenible apuesta por elecciones respetuosas con el medio ambiente y las personas garantizando un reparto de la riqueza más justo.

Los 3 elementos clave de la moda sostenible son: el cuidado del medio ambiente, el bienestar social y el crecimiento económico.

Medio ambiente. Para ello la moda sostenible apuesta por materiales respetuosos con el medio ambiente: telas y tintes ecológicos, empleo de materiales que faciliten el reciclado, ahorro de energía, ahorro de agua, prevención de la contaminación, etc.

Bienestar Social. Una marca sostenible tiene en cuenta y respeta los derechos sociales de todas las personas involucradas en el proceso de producción, desde los que trabajan el cultivo de sus materias primas hasta los que la comercialicen en las tiendas.

Crecimiento Económico. La moda sostenible busca garantizar un Comercio Internacional sin competencias desleales, favoreciendo un reparto de la riqueza más justo y fomentando nuevos valores.

En La Böcöque apostamos por un sistema de producción de cercanía, ético y sostenible: telas españolas, modistas locales, comercio de barrio… y supervisamos de forma directa cada parte del proceso de producción de nuestras colecciones para poder garantizar siempre la máxima calidad.

Además, para nuestra tienda, seleccionamos prendas de marcas que comparten nuestra visión de la moda y nuestros valores, tanto a nivel profesional como personal.

La moda sostenible no es cara, si tenemos en cuenta el valor de la prenda y de todo lo que la rodea. ¡Dar un paso más allá del precio final merece mucho la pena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: